El Amor y el Abanico

El Amor y el Abanico

Aprovechando el mes del amor es muy interesante destacar el vínculo tan poderoso que han tenido siempre El Amor y el abanico.

Esta asociación de el Amor y el Abanico, tubo su auge durante el s.XIX,ya que el uso abanico se utilizó como lenguaje del amor…Gracias a este complemento los amantes podían mantener conversaciones privadas o más exactamente mandarse mensajes privados que en ocasiones solo conocían los enamorados. No obstante hay mensajes traducidos en posiciones del abanico comunes.

Esta manera de hablar es tan privada y sutil que genera a su alrededor un ambiente de secretismo que embellece cualquier amorío.

Os contamos algunos usos de este lenguaje que nos han llamado la atención:

Abanicarse rápidamente era señal de amor intenso.

Cerrar el abanico con rapidez era un no rotundo.

Cubrirse del sol a la llegada de un hombre, le decía que era feo, que no nos gustaba.

Cubrirse los ojos significaba, cuidado, nos están vigilando.

Abrir el abanico y mostrarlo significaba, puedes esperarme.

Pasarlo por la mejilla quería decir, estoy casada no sabemos si para ahuyentar al amante o para advertirlo.

Si te interesan los abanicos y su mundo, síguenos en redes Disimusa

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishSpanish
0
Abrir chat